top of page
Buscar
  • Foto del escritorFernanda Schlack

Chocolate week Brasil´19

Actualizado: 1 jul 2020


Hace poco más de un año asistí a un gran evento organizado por la Asociación Bean to bar de Brasil : la Bean to Bar Chocolate Week en su versión 2019. Ese fue mi primer acercamiento con el cacao y el chocolate brasilero, y desde aquel momento he visto cómo en ese país están desarrollando, a pasos agigantados, el mundo del chocolate dándole valor a su propio cacao y yendo más allá de los límites existentes.

En este post contaré brevemente la experiencia de aquella semana, hablaré de algunas marcas, personas e instituciones destacadas en el rubro y dónde buscar para encontrar el mejor chocolate brasilero.



La Bean to bar Chocolate Week tuvo lugar en Sao Paulo entre el 15 y el 19 de mayo del 2019. El evento estuvo dividido en dos partes, los primeros tres días de enfoque profesional, con charlas, workshops, cursos y degustaciones de chocolates. Los últimos dos días estuvieron dedicados a los consumidores con una feria abierta al público general.

La programación estuvo colmada de interesantes expositores y expositoras, tanto de Brasil como de otros países. Se discutió sobre sustentabilidad e impacto social en la cadena de valor del cacao, se habló sobre las fases del proceso de elaboración del chocolate y sobre los mercados, tanto del nacional como del asiático y el europeo, de las perspectivas a futuro y la relación del chocolate con otros productos como el café, se compartieron distintas experiencias con respecto al cacao amazónico, entre otros temas.

El programa era tan bueno y lleno de actividades que resultaba difícil decidir a qué ir y qué dejar de lado. Dentro de este contexto, el primer día lo terminé con un maridaje de chocolates y café dirigido por Nicholas Yamada (de PDG) el cual constó de 5 tiempos perfectamente elegidos en los que se buscaba la armonía entre ambos productos. El segundo día, entre otras, participé del workshop Taste with Colour, un taller creado y dirigido por Hazel Lee en el que usamos su método para degustar los chocolates y definir su perfil sensorial a través de los colores, con el uso del mapa de sabores y colores fuimos pintando con acuarela a la vez que degustábamos los chocolates. Una experiencia increíble donde se activan todos los sentidos y la imaginación vuela. El último día pude participar del curso introductorio de análisis sensorial dictado por Martin Christy donde pudimos ver el método que ha desarrollado el IICCT para catar chocolates y aplicarlo a una serie de chocolates. La parte profesional del evento fue muy enriquecedora y realmente lo mejor de todo fue la gente que estaba ahí, dispuesta a compartir sus experiencias y conocimientos.



Por su parte, las ferias son siempre una muy buena instancia ya que quienes asisten a estos evento pueden tener contacto directo con quienes elaboran los chocolates, cosa muy importante en el caso de este producto ya que requiere mucho cuidado en sus procesos y eso le da un valor que el consumidor debiese conocer. En esta ocasión había una gama amplia de expositores, marcas de chocolates, de maquinaria para hacer chocolate y hasta una cervecería artesanal. Se podían encontrar una variedad casi infinita de productos derivados del cacao, barras de diferentes porcentajes y orígenes, chocolates con incrustaciones, nibs de cacao, brownies, granolas, garrapiñados, cremas, miel de cacao y hasta cachaça de cacao, esta última elaborada por Mais do cacau quienes se dedican a elaborar productos con cacao, pero no chocolate, una idea muy interesante.




Estas son algunas de la marcas y barras brasileras que probé esa semana y más llamaron mi atención:


La bar - barra leite de cabra de la línea exótico. Una barra súper cremosa que llena la boca y que es perfecta para un maridaje con vino tinto o quesos.

Priscila França con su barra 36% caramelo con flor de sal. Un intenso sabor a toffie realzado con brillantes destellos de sal, realmente fascinante.

Casa Lasevicious cuenta con una variedad enorme de sabores, cada barra tiene el poder de encantar profundamente, tres orígenes, con leche, con leche de cabra, café, yerba mate, miel, blanco con vainilla, entre muchos otros.

Baianí con su barra 70% con naranja, un intenso chocolate con sutiles notas de la piel de la naranja, varias de estas barras volaron conmigo a Chile para un maridaje de cervezas y chocolates. Su propuesta tree to bar es muy completa y eso se siente en los chocolate.

Kalapa con su barra con incrustaciones de pimienta, algo un tanto desconcertante al primer momento, pero muy agradable y perfecto para maridarlo con vino.


Estuvieron presentes muchas marcas más de alta calidad como Cacau do ceu, Mestico chocolates, Luisa Abram,Gallette chocolates, Mission Chocolates, entre otras; todas ellas elaboran sus chocolates con cacaos brasileros de distintas zonas del país y su trabajo ayuda a que el mundo del chocolate bean to bar crezca, a que productores de cacao vivan de una mejor forma y a que cada vez más personas puedan tener acceso a probar chocolate de buena calidad.


Para cerrar quiero mencionar que actualmente en Brasil hay muchas personas trabajando para fomentar una cultura cacaotera e incentivar el consumo del chocolate de verdad, así puedo recomendar el blog de Zélia Frangioni Chocólatras Online donde se pueden encontrar artículos que hablan sobre marcas de chocolates brasileras y también sobre dónde encontrar chocolates en Brasil, algo a considerar al momento de visitar el país. Para aprender más sobre cacao y chocolate recomiendo seguir la página de Mariana Bueno Cacau e cultura ella busca entregar contenido de calidad de una forma accesible para todas las personas. Y para aprender y entender qué está pasando en Brasil con el movimiento bean to bar el podcast Cacau Cast es imperdible, en el cual la marca Enne chocolate difunde entrevistas sobre el tema.


Finalmente, quiero resaltar el espíritu del mundo del cacao que se vive en Brasil, la unión de los y las chocolateros(as) a través de la Asociación de chocolate bean to bar Brasil y de otras instancias como el grupo Mulheres no chocolate sirven para fomentar el cacao, su producción y consumo, con ese trabajo están convirtiendo a Brasil en un origen conocido y valorado en el mundo entero, a la vez de un ejemplo de forma de trabajo y organización. Luego de toda esta experiencia pienso que cada persona que visite Brasil debiese tener alguna experiencia relacionada con el chocolate y el cacao, desde comprar una barra de chocolate de origen o participar en una cata, hasta visitar una finca y recorrer cacaotales amazónicos.





34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page